GAMES | Metroid Prime: Un clásico moderno imprescindible.

Nintendo puso gran énfasis en dotar de tridimensionalidad a sus juegos más clásicos, convirtiéndose,  prácticamente, en la única compañía de videojuegos con el suficiente pulso y tenacidad como para  conseguirlo sin que perdieran su esencia. Mario 64, Ocarina of time y Metroid son buenas muestras de  ello. Hoy nos centraremos en el último de estos ejemplos: Prime.

Tras el buen sabor de boca que dejó Super Metroid/Metroid III (1994) entre los seguidores de la saga,  existió un periodo de descanso para la franquicia. En Nintendo no tenían muy claro como portar su  sistema de juego a N64, aunque la idea inicial fue la de crear un desarrollo en tercera persona, pero  jamás se llegó a dar luz verde al proyecto.

Ya en 1999, y tras haberse fundado Retro Studios (parte de sus integrantes pertenecían a Iguana  Entertainment), Nintendo les contrata para crear una serie de juegos con un enfoque adulto, con vistas a cubrir parte de los lanzamientos iniciales de Gamecube.

En la nueva empresa imperaba un extraño caos, y de los cuatro proyectos en desarrollo ninguno superaba  las exigencias de Nintendo EAD (quienes les supervisaban). Supongo que en determinado momento, Nintendo, pudo llegar a pensar en un error al contratarlos…pero Miyamoto, el genio, vio algo interesante en uno de sus títulos a medio cocinar, lo suficientemente inspirador como para asociarlo a un nuevo Metroid.

Es en ese mismo periodo (1999) cuando Retro Studios comienza el desarrollo de Prime (abandonando el resto de proyectos), con la intención de realizarlo en 3ª persona, tal y como se imaginó que aparecería en la 64bits, pero el diseño no funciona, y su control resulta demasiado complejo: apuntar, saltar, rodar, situar la cámara…demasiado exigente y confuso.

Miyamoto encargó a Retro Studios empezar desde cero, y les propuso realizar el juego en primera persona, matizando muy poco énfasis en los enfrentamientos y exigiendo un mayor esfuerzo por conseguir inmersión y exploración (Los que hayan jugado sabrán, sin duda, que con esta decisión no solo se consiguió respetar el carisma del original, sino que se aumentó hasta cotas inimaginables).

A finales de 2002, el juego se lanza en Norteamérica, y se convierte en uno de los grandes reclamos del cubo de Nintendo…sin embargo, el acabado del mismo no es el que se hubiese deseado: Cuelgues en las cargas de diferentes zonas, bugs que impiden el avance en la aventura y un importante número de errores circunstanciales…

La crítica fue justa, y valoró el total aun sin olvidarse de sus taras. Ya en 2003, el título llega al territorio nipón, con una revisión mejorada y pulida del mismo título aparecido en el continente
americano, que estaría aun más optimizada para su versión europea. Siempre nos hemos quejado por ser los últimos en recibir ciertos títulos, pero en algunas ocasiones ha merecido la pena. (El juego en versión NTSC-USA se volvió a poner a la venta con el contenido de la revisión NTSC-J, y más tarde, en su versión Editor´s choice, con el contenido PAL).

Samus Aran recibe un mensaje de auxilio proveniente de la fragata Orpheon, cerca del sistema Tallon IV. Lo curioso del asunto es que la nave pertenece a un grupo de piratas galácticos, y muy extrema debe ser la situación cuando se exponen a que las autoridades o los cazarrecompensas les detengan.

Nuestra famosa cazadora llega al lugar, encontrando a su paso un panorama bastante extremo, adornado por cadáveres y con secuelas evidentes de una brutal lucha.

Samus localiza cierta actividad experimental dentro de la fragata, lo que la lleva a encontrarse con un parásito gigante de origen desconocido. Tras derrotarlo y caer este al núcleo de la nave, la Orpheon comienza a desintegrarse, y nuestra heroína inicia su huida a toda velocidad, pero antes de llegar a su medio de escape se cruza en su camino con un viejo amigo: Ridley.

Ridley escapa con rumbo a Talon IV, y Samus, segura de que algo importante y malévolo se está tramando, lo sigue para darle caza…

El inicio de Prime es un gran tutorial muy bien implementado, en el que el jugador aprenderá a utilizar la morfo-esfera (en 3ª persona), diferentes armamentos y a interpretar el mapa…pero nada tiene que ver realmente con el desafío que nos espera en Talon IV.

Y es que el Orpheon es un entorno lineal, mientras que el planeta en el que aterrizamos se convierte en un laberinto enorme y bastante complejo. Habrá acción, en grandes cantidades, pero me atrevería a decir que Prime es un 80% exploración, y que lo importante, una vez a los mandos en el planeta, es analizar cada escenario al milímetro.

Para avanzar tendremos que encontrar diversas fuentes que nos proporcionarán los planos de los distintos lugares, así como buscar nuevos power ups que servirán para llegar a sitios inalcanzables en un principio.

Y es que esto es Metroid: de primeras no podrás acceder a la mayoría de las zonas, bien porque ciertas puertas requieren de determinado item para abrirse, o porque tus aptitudes en ese momento no dan para alcanzar la entrada a determinados sitios…Evolución.

El mapa es una ayuda de incalculable valor, pero la memoria del jugador será la cuestión más importante. Esto convierte a Metroid Prime (y en general, a toda la saga) en un tipo de juego no apto para todos los públicos. Cuando entres en el menú veras unos planos bastante intuitivos, pero si no recuerdas donde estaba la “extraña grieta”, “el pequeño agujero”, “la puerta de otro color” o “el saliente inalcanzable antes de potenciar el salto”, no podrás avanzar (o darás más vueltas que una peonza).

Para facilitarnos la tarea contaremos en todo momento con un escáner, capaz de proporcionarnos información sobre casi cualquier objeto del escenario, además de servir también para activar ciertos mecanismos. Es una ayuda, casi obligatoria, con la que estaremos investigando durante gran parte de la aventura.

He de decir, por dejarlo claro, que Prime está mucho mejor construido que Super Metroid, ya que este último contaba con accesos obligatorios muy rebuscados (recuerdo alguna pared, tan normal como las demás, que debía ser destruida para avanzar, por ejemplo). Aquí todo está a la vista…la única cuestión es que si no exploras en detalle no lo encontrarás, pero cuenta con mucha más lógica.

En mitad de la exploración serán frecuentes los enfrentamientos, y están pensados para acelerar el ritmo, pero sin suponer demasiada dificultad (para eso están los Final Bosses). Usaremos un botón de auto apuntado y uno de disparo, así que complejidades cero (esto no significa que no existan algunos enemigos bastante puñeteros).

Es necesario añadir que Prime no ha de ser considerado como un FPS (o al menos no como uno estándar), ya que hace un uso constante de la verticalidad, y en no pocos momentos se convertirá en un juego de plataformas. (En este aspecto me recuerda bastante al primer Half Life, que contaba con un componente plataformero sensacional…del que luego se olvidaron, aunque no era tan evidente como en Prime).

Teniendo claro que se trata de abrir nuevos accesos dentro del escenario, mediante la obtención de nuevos útiles, hay que destacar lo maravilloso de este entorno, repleto de detalles y ambientado de forma exquisita.

Gráficos y diseño se dan la mano, regalándonos lluvia, truenos, efectos de distorsión de calor, construcciones magníficas y otros tantos detalles que aumentan la inmersión. Es destacable la forma en la que ciertos efectos impactan sobre nuestro personaje, y como llegamos a ver el reflejo de la cara de Samus, sobre el cristal del casco, cuando los rayos hacen acto de presencia, o como se humedece nuestra visión al pasar por un escape de vapor. Son pequeños detalles, pero en ellos reside la auténtica clase.

Las texturas son bastante buenas, así como las animaciones, sombreados e iluminación, y todo se mueve a unos constantes 60fps, con posibilidad, inclusive, de ser jugado a 60hz (hasta se puede jugar en 480p en sus versiones NTSC). Por si fuese poco, el entorno está diseñado con un buen gusto indiscutible, y sus acabados potencian la sensación de soledad y de misterio que reina durante toda nuestra Odisea.

Es un juego técnicamente sublime, pero el mayor culpable de las sensaciones que regala puede que no sea el aspecto visual, o el jugable, sino más bien el apartado sonoro.

Prime está repleto de melodías clásicas ya presentes en la serie (principalmente de Super Metroid), pero retocadas para la ocasión y con un acabado sonoro aun más sintético en la mayoría de los casos. Kenji Yamamoto y Kouichi Kyuma fueron los encargados de “remasterizar” los temas más míticos y de crear otros tantos nuevos, consiguiendo una de las mejores y más inmersivas BSO jamás compuestas por Nintendo. Los FX de audio recibieron el mismo trato, y cuentan con unos acabados apabullantes.

Metroid Prime se convirtió en un juego comparable a éxitos como Golden Eye, Half Life, Perfect Dark e inclusive Quake, pero con una esencia muy particular en comparación, y con un diseño de niveles incomparable (y hablo de juegos en primera persona, más que de Shooters). Desde mi punto de vista, es uno de los 10 mejores juegos en primera persona jamás programados.

Prime cuenta con un pequeño handicap, que realmente no lo impone el juego en sí, sino el jugador: Ha de ser completado de seguido, ya que si lo abandonamos durante semanas, o meses, corremos el riesgo de estar perdidos…esto no es un juego con niveles independientes o con pantallas aisladas, y se trata de un mundo inter-conectado por el que tendremos que viajar constantemente. Por poner un ejemplo: no será raro volver a la zona inicial tras pasadas 10 u 11 horas, y eso significará saber moverse por todo el mapeado que hayamos desbloqueado hasta entonces. No es que no se pueda jugar con pausas de por medio, pero las mismas pueden crear lagunas muy incómodas.

Os comentaba más arriba que Prime no es un juego para todos los públicos, y me gustaría matizar esta opinión: Aunque el progreso se siente constante, y no dejan de aparecer nuevos escenarios, enemigos y retos, la abundante repetición de paseos puede convertirse en una experiencia tediosa, o aburrida, para algunos usuarios…es normal, y no ha de considerarse como algo que convierta al título en peor, pero requiere de paciencia y de gusto por lo que propone.

La curiosidad y recompensa que supone acceder a una nueva zona supera por goleada al avance lineal o a los combates típicos de otros juegos, y es fácil confundir al título con un Shooter…pero no lo és. Metroid Prime es un juego en primera persona, no un FPS.

Decir que el título es un Metroid-Vania sería un insulto, pero esta frecuente referencia podría servirles a los que están acostumbrados a su asociación. (Realmente, Metroid-Vania es un término que sirve para distinguir a los juegos arcade de la saga Castlevania, de los que contienen un desarrollo tipo Metroid. El motivo por el que se usa de forma generalizada tiene una explicación sencilla: En Europa, y parte del extranjero, la franquicia no contó con el tremendo éxito amasado en EE.UU [al menos, hasta Super Metroid] y el término Metroid (como género) no significaba demasiado, de ahí que se respete su procedencia y se le añada el Vania, que nos era más familiar). En cualquier caso, es un mal término, y os lo dice alguien que lo utiliza para que todo el mundo lo entienda: Su uso generalizado es fácil de interpretar, pero incorrecto.

Prime fue un juego que contó con una cantidad abismal de diferencias entre versiones (aunque casi todas son menores), con cambios de los siguientes estilos:

– En NTSC solo existen items que reponen 5 misiles, mientras que en PAL los hay para reponer 3, 5 o 10 – – En PAL no podremos encontrar a los Hunters Metroids de la Frost Cave, mientras que en NTSC sí – – Meta Ridley contiene más patrones de ataque en su versión PAL– – El sonido de peligro es diferente entre versiones… – -Algunas paredes, o accesos muy concretos, se cambiaron o eliminaron en la edición PAL –

Y así hasta más de 100 cambios, sin contar las nuevas variantes que se llevaron a cabo en las ediciones de Wii. En el caso de Gamecube, esas variaciones tienen que ver (casi todas) con la eliminación o corrección de elementos que producían fallos en la primera edición del juego. (Como curiosidad, Prime permite la conexión de Metroid Fusion [GBA], y mediante el mismo se puede desbloquear un traje único y el juego original de la Saga).

En conjunto, y quiero finalizar con esta idea, Metroid Prime es un juego imprescindible en Gamecube, el mejor título creado por Retro Studios y uno de los juegos en primera persona más conseguidos de la historia. No es extraño verlo en listados que aluden a los 25 o 50 mejores juegos de todos los tiempos… y hay fundamento para ello.

Si no os gusta perderos, o moveros por niveles complejos: huid de él, pero si os atraen los desafíos con personalidad: será uno de los mejores juegos que vais a poseer.

Sobre METALMAN 14 Artículos
Redactor en Tecnodiario, editor de vídeo en RGB4K Youtube, especialista en poner voces tontas e inverosímiles, responsable de RGB4K, AFO y colaborador en Briconsola y en este sacro-santo lugar: Error de coordenadas. Fuck Yeah!!

Sé el primero en comentar

¿Qué opinas?