Mundo mutante – Richard Corben y Jan Strnad

Hablar de Richard Corben es sencillo: Basta con decir que es uno de los dibujantes más carismáticos del sector, además de ser todo un maestro indiscutible en lo que respecta a crear rostros ricos en matices y cuerpos capaces de expresar su propio lenguaje.

 

Hasta prácticamente entrados los años 70, la puritánica sociedad estadounidense consideraba como un delito incluir cualquier tipo de referencia explicita en un cómic. Como todos bien sabemos, no hay nada más seductor para un rebelde que romper con las normas.

El maestro Corben, entre otros de gran importancia, fue uno de los pioneros dentro del "Comix", y parte culpable de que hoy en día el "tebeo" sea considerado como un medio adulto. Sangre, sexo, drogas... todo cabe desde entonces. La diferencia entre este tipo y otros de su generación y misma causa, es que era realmente un genio. Uno demasiado perfeccionista.

Como a todos los perfeccionistas dentro del mundo del cómic, a Corben le pasó factura su talento, viéndose obligado a rebajar las calidades que imprimía en sus obras (y aún así, sus trabajos seguían desbordando calidad), eliminando en ocasiones su tan aclamada técnica del color (pocos artistas consiguen la sensación de volumen de Corben) y en otras reduciendo drásticamente el detalle general. Las editoriales se frotaban las manos con su material…pero 8 páginas cada dos meses no eran suficientes para la voraz y estúpida industria.

Muchos de los lectores más jóvenes le habrán conocido por sus geniales trabajos en Marvel, DC, Dark Horse y demás publicaciones de ese estilo, pero el auténtico Corben no se encuentra en esas obras. Para conocerlo hay que viajar a los 70 y los 80, con la obligación de disfrutar con dos de sus obras cumbre: DEN y la que hoy nos ocupa, MUNDO MUTANTE.

Mutant World ya era la obra de un dibujante de culto, pues desde 1973 Corben disfrutaba de una popularidad en aumento gracias, sobre todo, a la inigualable DEN. Así pues, en 1978, y tras la publicación de otras historias que no pudieron igualarla, el dibujante se encontraba en un momento difícil: ¿Cómo podía superar a su obra más celebre?

Corben lo pasó mal de inicio, realizando diversos bocetos que no terminaban de conducirle al lugar deseado, así que decidió contar con la ayuda de alguien afín: Jan Strnad, quien se ocuparía de dar profundidad y carisma auténtico al guión.

Entre ambos crearon la que sería una de las mejores historias post-apocalípticas jamás realizadas, conocida en todo el mundo gracias a las publicaciones de la época, tales como la mítica 1984 (así la conocí yo).

En esta fantástica obra de ciencia ficción, y ocultos matices antibelicistas y misántropos, se nos narran las aventuras de Dimento, un superviviente del holocausto nuclear, cuyo rasgo más significativo es la inocencia absoluta en su forma de concebir la realidad.

Dimento recorrerá el mundo encontrándose con seres de diferente índole, desde monjes ultra-religiosos, hasta simples supervivientes sin esperanza o auténticos depredadores del nuevo orden. Todo dentro de un marco salvaje y potencialmente peligroso. El nuevo mundo es implacable.

Es una obra de fácil lectura, con un uso ejemplar del dibujo y un derroche de pasión en la gestualidad y comportamiento del protagonista. A niveles de empatía jamás he leído un cómic con algún personaje principal tan expresivo como Dimento.

Como sello implícito de Corben, la obra muestra violencia y sexualidad sin tapujos, pero siempre desde el buen gusto y evitando que cobre un protagonismo que no merece. Es brutal e impactante, avisados estáis.

Mundo Mutante es una obra maestra del cómic de ciencia ficción, y uno de los trabajos más increíbles de Richard Corben. Años más tarde intentó continuar la obra con la también fantástica Hijos del mundo mutante, donde cobraba protagonismo la hija de Dimento. Aunque la obra atesoraba calidad suficiente como para recomendarla, supuso un bajón evidente en comparación con la original. Sobre todo en la falta de expresión de su nueva protagonista.

Esta obra también se vio afectada por las bajas ventas que consiguió de inicio, obligando a Corben a convertirla, a partir de su segunda publicación, en un cómic en blanco y negro. Aun con todo, es recomendable al 100% si ya habéis consumido Mundo Mutante…aunque puede que al poco de iniciar su lectura…os llevéis una triste sorpresa.

Una obra imprescindible para cualquier amante del cómic con clase. Una de las obras más importantes de los 70 y la consagración de Corben como maestro del medio (Sin quitarle merito alguno a Jan Strnad).

Titulo: Mundo Mutante.
Autor: Richard Corben.
Editorial: TOUTAIN
Año de edición: 2014

ISBN: 978-84-86450-53-3

METALMAN Autor

Redactor en Tecnodiario, editor de vídeo en RGB4K Youtube, especialista en poner voces tontas e inverosímiles, responsable de RGB4K, AFO y colaborador en Briconsola y en este sacro-santo lugar: Error de coordenadas.

Fuck Yeah!!

¿Qué opinas?