Prostíbulo Poético – Presentación Becarias

El pasado viernes, 10 de junio, se celebró el especial de Presentación de Becarias del Prostíbulo Poético de Barcelona

Hacía tiempo que la iniciativa del Prostíbulo Poético me llamaba la atención pero todavía no había podido asistir a ninguna de sus actuaciones o eventos. Recientemente, gracias a los Slams de Escritura organizados por Escritura en Vivo, había conocido a una de las poetas que lo integran, Isabel Llanos, por lo que no me lo pensé dos veces cuando supe, por ella, que se iba a celebrar este evento el día 10 de junio en la Nau Bostik.

Pero, tal vez, antes de entrar al detalle de lo que viví esa noche, valga la pena reseñar que es el Prostíbulo Poético. En su página web encontramos esta definición tan llamativa:

“Nacido en Nueva York (Poetry Brothel), con base en Barcelona, ofrecemos talleres y eventos relacionados con la poesía. Anualmente editamos un libro que recoge lo mejor de las poetas que conforman el burdel: es el Libro Rojo del Prostíbulo Poético. Hemos realizado eventos en hoteles, pastelerías, galerías de arte, cines, teatros, cenas, bodas… Los festivales “Escena Abierta” (Burgos) y “Ulls” (Barcelona) también nos han abierto sus puertas. Tenemos alma de circo ambulante, de banda de rock en constante gira; cualquier lugar puede ser el adecuado. Permanece atento. Realizamos TALLERES: de literatura, poesía escénica, poesía erótica, burlesque. Estamos abiertas a todo tipo de propuestas que aúnen la palabra y la experimentación. Te ofrecemos la posibilidad de hacerte socio y recibir un ejemplar del Libro Rojo en tu domicilio, además de regalos y descuentos de nuestros colaboradores (Erika Lust, Bijoux Indiscrets, Cinemes Girona entre otros). La puerta del Prostíbulo Poético siempre está abierta.”

prostibulo_poetico_2

Madame Taxi fue la primera en aparecer y, desde su chaise lounge, hizo una breve introducción sobre lo que es el Prostíbulo Poético y contó a un auditorio prácticamente lleno como iba a desarrollarse el evento.

  • En primer lugar, las y los poetas (las “putas”) veteranos que habían acudido aquel día iban a salir uno por uno a recitarnos alguno de sus poemas. Se nos iban a presentar a los becarios pero no los escucharíamos, no todavía.
  • En segundo lugar, los privados. Había que pedirle a Madame Taxi tantas fichas como encuentros con poetas quisiéramos disfrutar durante ese espacio, el más largo de la velada en que, de forma distendida y entre la sala donde se celebraba y los exteriores, tendríamos que ir buscando a esa poeta que nos hubiese encandilado en la primera parte o a esa poeta nueva que quisiéramos ser los primeros en escuchar de forma privada.
  • En último lugar, volveríamos a reunirnos todos ante el escenario principal y, ahí sí, saldrían a recitarnos su primer texto ante el auditorio las y los poetas becarios que, en esa noche, terminaban su aprendizaje.

En el primer recital hubo varias poetas que me encantaron, tanto por sus textos como por la forma de recitarlos: una fusión de espectáculo y poesía que yo no había contemplado hasta entonces. Mención especial a “Marea” que intercaló poesía con fragmentos cantados de tango.

Llegó la segunda parte y, tras una corta espera (por suerte, detrás mío la cola era bastante mayor) me senté frente a Madame Taxi y la pequeña conversación se saldó con cuatro fichas en mi bolsillo. Empezaba la parte más interesante y curiosa aunque yo no lo sabía todavía. Los privados fueron toda una experiencia: buscabas a una poeta libre, le mostrabas la ficha y se te llevaba a un rincón íntimo en que la poesía se convertía en una vivencia totalmente personalizada; la proximidad emocional y física de poeta y “cliente”. Cada poeta, de los cuatro que pude probar, tenía no solo, por supuesto, sus poemas propios y en ellos su visión del mundo, de la belleza o del dolor, sino también su propia forma de encarar y compartir ese espacio mínimo.

prostibulo_poetico_4

Y el evento se cerró con la primera actuación ante el auditorio de los becarios, con el resto del elenco observándolos desde detrás y los lados del sofá de Madame Taxi. Hubo poesía verbal pero también poesía gestual con el baile de la becaria “Ninfa”.

Fue una noche muy especial, en la que descubrí este proyecto llamado Prostíbulo Poético que aúna espectáculo y poesía de una forma que me impactó y me fascinó. Me marché de allí con ganas de regresar pronto a esos versos.


Más información:  web del Prostíbulo Poético

Comentarios

    teresa

    (12 julio, 2016 - 6:34 pm)

    Tuve la suerte de compartir y descubrir tan innovador formato con Dedalo Ingnacio y otros amigos que coincidimos allí, realmente queda perfectamente plasmado lo que descubrimos, sentimos y vivimos y en ello coincidimos todos al comentar al recogernos. Es más confluimos muchos en elegir a los mismos poetas, no tiene importacia, todos desprendian esencia por doquier, pero si es curioso. Gracias Dédalo Ignacio, por lo bien que sabes contar.

    Error de Coordenadas

    (13 julio, 2016 - 2:48 pm)

    Gracias por tu comentario, Teresa. Te invitamos a compartir tu experiencia en este hilo.

    teresa

    (13 julio, 2016 - 10:51 pm)

    Gracias, por la deferencia.
    Saludos, Teresa

¿Qué opinas?