Sueño Lúcido. Un thriller psicológico coreano que puede provocar somnolencia.

Sueño Lúcido (2017, Kim Joon-seong-I). Un thriller psicológico coreano  a medio camino entre el aburrimiento y la modorra del sofá.

El canal de series y películas a demanda (Netflix) incorporaba en Junio de éste año esta película sur coreana de ciencia ficción y drama: Sueño Lúcido, del director y guionista Kim Joon-seong-I.

netflix
Foto: latinfilms.com

Soñar con el pasado para esclarecer el presente.

Pongamos de base que para realizar ficción es necesario quitarnos todo lo relativo a credibilidad y ciencia. Esta película de 1h 41min cuenta el drama de un padre tras la desaparición de su hijo hace 3 años, que retoma la investigación  haciendo uso de la técnica de los sueños lúcidos.  Filmaffinity hace ésta sinopsis:

” Dae Ho (Ko Soo) es un periodista de investigación que trata de buscar el paradero de su hijo, que fue secuestrado hace tres años. Con la ayuda del detective Bang Sub (Sul Kyung-Gu) y de una amiga psiquiatra llamada So Hyun (Kang Hye-Jung), Dae Ho tratará de rastrear a su hijo con el uso de técnicas lúcidas del sueño e intentar encontrar pistas sobre el secuestro.”

(FILMAFFINITY)

netflix
Foto: heavenofhorror.com

¿¡Racord!? ¿¡Qué racord!?

Es inevitable reconocer que, para bien o para mal, “Origen” de Christopher Nolan marcó un antes y un después. En éste guión coreano de Thriller psicológico se muestran una enorme cantidad de errores de continuidad. Y es que es dificil. Tenemos por delante un tema que es complicado tratar si nos salimos del pretexto de los viajes oníricos. Siguiendo la norma de que para crear fantasía es necesario (o es imperativo, de hecho) olvidarnos de la ciencia, podremos entretenernos con Sueño Lúcido. De no ser así, y cuesta mucho dado el desarrollo de la película, tendremos en la mesa el mejor condicionante para caer en un sueño profundo.

La película tiene un ritmo lento y pausado. Presenta con calma y sosiego las primeras pistas para entrar en materia de investigación. En cuanto a los giros de guión en éste thriller psicológico de Netflix caemos en la trampa de resolverlo todo a lo Deus Ex Machina. Pero ¿Dónde está el racord? Hay situaciones dónde la continuidad brilla por su ausencia o situaciones que no terminan de encajar bien. No desvelaremos nada porque aunque el resultado no sea satisfactorio, es necesario ver para opinar (y así generamos debate, incluso). Si es cierto que las actuaciones son bastante flojitas, y no solo eso, como buen cine asiático son bastante sobreactuadas. Por no entrar en el doblaje, que a lo mejor ese día el equipo no estaba muy en la línea de los buenos resultados.

netflix
Foto: hobbyconsolas.com

Un viaje a ninguna parte. 

Por concluir éste viaje a ningua parte, es dificil hacer un thriller psicolócigo sobre los mundos oníricos. Más aún teniendo como marca impresa en la memoria la película de Nolan protagonizada por Leonardo DiCaprio. De todos modos también es verdad que es un  intento. Fallido, si, pero un intento. Estos thrillers psicológicos asiáticos no fallan siempre, por lo menos en la animación. Para nuestra redención tenemos el anime Paprika, detective de los sueños (2006, Satoshi Kon) que también explora la investigación policial, a través del mundo onírico, pero con mucho mejor resultado.

Una de dos, o Netflix no acierta con los thriller psicologicos asiáticos o estos mundos de fantasía son mejor desarrollado en el campo de la animación.

¿Qué opinas?