Segundo encuentro Urban Poetry Sessions

El pasado 26 de junio, en el parque de l'Estació del Nord de Barcelona, tuvo lugar el segundo encuentro de las Urban Poetry Sessions

La iniciativa de las Urban Poetry Sessions surgió, hará unos tres meses, de los poetas Adrià Cunillera y Adrià Chinasel y su puesta en práctica es muy sencilla: consiste en reunir en un espacio público, aproximadamente una vez al mes, a apasionados de la poesía que quieran leer sus poemas propios o ajenos. Han creado un grupo en Facebook y, a partir de ahí, orquestan y anuncian los eventos.

Los dos primeros encuentros se han celebrado en el parque de l'Estació del Nord y ya está programado el siguiente, correspondiente al mes de julio, para el día 24 cambiando de ubicación al Parque de la Ciutadella.

Camino a la Urban Poetry Sessions

El pasado 26 de junio tenía lugar la segunda convocatoria de las Urban Poetry Sessions. Yo acudí al punto de encuentro, una de las salidas del metro de Arc de Triomf de Barcelona y, poco a poco, fueron acabando de llegar las personas que habían confirmado asistencia. Una vez todos juntos, nos movimos hacia el parque y decidimos en qué lugar queríamos sentarnos: resultó ser el centro de una espiral compuesta por desniveles de piedra y arena y entre unos árboles que venían la mar de bien para resistir al calor de finales de junio.

Adrià Chinasel contó brevemente cual era la intención de ellos, como organizadores, con las Urban Poetry Sessions, a modo de introducción para los que, como yo, asistíamos por primera vez. Y, después, siguiendo el semicírculo improvisado y alargado que habíamos conformado sentándonos, empezamos cada uno a leer algún texto.

Poemas largos y poemas cortos; poemas escritos a mano en cuadernos y a tinta de impresora sobre folios plegados; Poemas leídos con gafas y atención y poemas declamados por autores que ya se los saben de memoria y añadían un punto estupendo de espectáculo representándolos; y acciones poéticas: uno de los chicos que asistió se dedicó a asombrarnos con trucos de magia que tenían en las letras o el papel su elemento principal.

Perdió un zapato una muchacha que venía en bicicleta y de ese accidente fortuito surgió el encuentro. Tanto ella como sus acompañantes (un chico y una niña pequeña), se quedaron unos minutos, que se fueron prolongando, a escucharnos al enterarse de qué era lo que hacíamos allí: compartir letras, compartir poesía.

Urban Poetry Sessions

Urban Poetry Sessions

 

Fueron casi tres horas compartiendo cada uno sus propias creaciones poéticas, en un ambiente relajado y distendido pero también muy respetuoso y atento con todos los participantes. Una gran idea y un gran punto de encuentro estas Urban Poetry Sessions.

¿Qué opinas?